Reseña: "El abuelo que saltó por la ventana y se largó" (película)

martes, 6 de octubre de 2015

Hola Glitters!!

Ya estamos en otoño una muy buena época del año para ver buen cine aunque en Derrochando Purpurina nos preguntamos ¿cuándo no lo es?

Hoy os traemos cine con mayúsculas, una de estas comedias alocadas e histriónicas que tanto nos gustan.



Allan Karlsson, un anciano de cien años, vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se escapa de la residencia por una ventana. No está dispuesto a renunciar al placer de vivir y, aunque no sabe dónde ir, se lanza a la aventura. A lo largo de su larga e intensa vida ha tenido experiencias muy singulares: inverosímiles encuentros con personajes como Franco, Stalin u Oppenheimer. Además, ha desempeñado actividades de alto riesgo como agente de la CIA e incluso llegó a ser el mejor amigo de Herbert Einstein el hermano tonto de Albert. 

Resulta que el otro día dando vueltas por una distribuidora de contenido audiovisual online (llámala X) nos topamos con un título de cine que nos enamoró a primera vista:

 “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”.

Sinceramente no sé si es cosa nuestra o algo pero jamás habíamos escuchado nada sobre esta película ni la obra literaria en la que está basada, quizá por eso nos resultó tan sorprendente.





La película nos posiciona en el cumpleaños de Allan, un señor de 100 años (nada más y nada menos) que decide que ya no quiere estar más tiempo en el asilo y se larga por la ventana como un amante pillado infraganti.

La cuestión es que a nuestro amigo Allan nunca se le ha dado bien eso de tener un plan así que ni corto ni perezoso se dirige a la estación de autobuses más cercana y pilla el primer autocar que sale de la ciudad.

Aquí empieza una alocada “carrera” plagada de: maletas robadas, moteros, universitarios de 40 años, dictadores españoles, dinamita, físicos soviéticos, elefantes adoptados y cientos de muertes accidentales. Como comprenderéis el filme escandinavo no te da ni un segundo de respiro para que te puedas aburrir y si te dejas llevar por la velocidad de la trama disfrutarás como un enano.

Con esta película estamos ante un tipo de cine que me encanta. La comedia absurda, esa sensación de azar y de no saber que va a pasar ahora, la velocidad, los giros de trama coronados por una gran interrogación y cuyo principal soporte es la expresión ¿y por qué no?



Todo esto contrasta con la soberbia interpretación de Robert Gustafsson (Allan) con esa eterna mirada simple y despreocupada, que encarna en cuerpo humano el trasfondo del refrán: “si la vida te da limones, haz una rica limonada” (vamos que de un infarto este hombre no se muere).

En fin, solo decir que el director sueco Félix Herngren ha creado una película deliciosa y extravagante (que en mi opinión es como deberían ser todas las películas de humor) y que si el libro es tan bueno como la misma (cosa que NO dudo) ya os digo que va a tener un hueco de honor en mi estantería.


Gran favor el que Herngren ha hecho al cine sueco con esta obra, BRAVO. 


Y vosotros, ¿habíais oído hablar de esta película? ¿Habéis leído la obra literaria? ¿Os apetece verla?

Image and video hosting by TinyPic
Share this Post Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus

5 comentarios:

  1. Uff, a mi es que las pelis españolas no me llaman nada! Mil besos, xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! La película es sueca! Está muy interesante =)

      Eliminar
  2. He visto varios carteles y la verdad que me ha llamado la atención. Aunque hay algo que sigue sin convencerme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película está muy bien, pero igual te llama la atención más el libro? Yo también quiero leermelo, además de haber visto la peli, porque presenta un humor muy inteligente! =)

      Eliminar
  3. ¡Es chulísima! La he visto como unas 5 veces Jajajaja Vamos, se nota que me encanta. La recomiendo sí o sí
    Besos

    ResponderEliminar

Hot Pink Glitter Pointer